sábado, 25 de abril de 2009

"RYAN ESCRIBE UNA CARTA A SU MADRE"



Querida mamá:

¿Qué tal todo?, en primer lugar te pido disculpas por no haber cumplimentado mi regreso a casa, sé que lo has pasado fatal sabiendo que mi decisión de seguir en la guerra tal vez no fue la más correcta, pero como gran compatriota y defensor de mi patria, decidí seguir. Han pasado casi dos años desde la muerte de mis hermanos y aún no consigo olvidar tal pena que me come por dentro. También he de pedirte perdón por no haberte escrito, me ha sido imposible sentarme y redactarte una carta querida mamá, han sido muchas las cosas que han ocurrido desde el último día que recibiste noticias sobre mí.

Hoy, me he propuesto escribirte y aquí estoy. Han sido diversas funciones las que he desempeñado a lo largo de éstos dos largos años… esta última semana, me ha tocado vigilar y controlar de pleno la celda en la cual se encuentra uno de los dirigentes nazis más importante de la Segunda Guerra Mundial, Hermann Goering.

Éste personaje tan sumamente monstruoso, fue juzgado durante el proceso de los famosos juicios contra los nazis, celebrados en la ciudad de Nuremberg (Alemania), conocido como Tribunal de Nuremberg. Durante el trámite de tales juicios, donde el objetivo se centraba en juzgar a la cúpula más alta de la jerarquía nazi, Goering fue juzgado y sentenciado a la pena de muerte en la horca. Ya te podrás imaginar madre cuán atroz fue este criminal de guerra. Mañana, se iba a llevar a cabo su ejecutamiento ante la mirada de miles de civiles y dirigentes. Pero para sorpresa de todos, incluido yo mismo, ésta mañana cuando los primeros rayos del Sol despertaban a la mayoría, ocurrió lo inesperado, el dirigente nazi Goering yacía extendido en el suelo muerto y completamente fulminado.

Todos nos quedamos atónitos y sin mediar palabra, rápidamente dimos parte de lo sucedido a nuestros superiores, que lo primero que hicieron antes de levantar el cadáver fue la opción de hallar alguna pista que delatase el porqué de su repentina muerte.

Uno por uno fueron interrogando a los soldados encargados de custodiar su celda, incluido yo, y hacían diversas preguntas para dar con la respuesta de tal enigma.

Te confieso que tuve miedo, ya que en parte tengo algo de culpa al no cumplir con mi obligación plenamente. Retomando lo anterior, cuando me interrogaron, me preguntaron si el día antes (ayer) yo había notado u observado alguna movida extraña entre Goering y otro soldado, algún intercambio… Me quedé por unos instantes recordando y asimilando si algo había podido ocurrir a lo largo del día, pero nada me hizo suponer cual podría haber sido la causa del suicidio de Goering.

Mis superiores, analizaron el cuerpo de éste y encontraron señas y secuelas claves que delataron que Goering había ingerido una cápsula de cianuro, cedida tal vez por algún pariente o suministrada por algún soldado compañero mío a cambio de alguna recompensa, nadie sabe quién ni cómo sucedió todo.

Creo que me he estado yendo un poco por las ramas queridísima madre, es hora de que te relate de forma extensa que ha pasado conmigo durante estos dos últimos años, desde el gran Desembarco de Normandía. Batalla que me dio triunfos al igual que las mayores pérdidas de mi vida, mis dos hermanos. Han pasado dos años, sí… y lo recuerdo como ayer. Recuerdo estar dentro del avión de las fuerzas aéreas estadounidenses, el cual se dirigía a la ansiada Normandía con el objetivo de acabar y conseguir aboler a las tropas del Eje, los nazis propiamente.

Sobrevolábamos las costas de Francia y veíamos bajo nuestros pies el enorme infierno que allí se estaba viviendo, sabía que mis hermanos se encontraban en algunos de aquellos barcos que se acercaban a la costa a una velocidad tremenda. De pronto, el teniente que organizaba la operación de nuestro pelotón dio aviso de que pronto tendríamos que saltar y llegar a territorio firme. Nos dio una serie de pautas y advertencias que debíamos de llevar a cabo cuando pisáramos tierra firme, el tiempo fue escaso, las compuertas del avión se abrieron de par en par y uno por uno nos fuimos lanzando, me presiné y con decisión salté del avión.

A unos veinte metros de tierra, abrí mi paracaídas y sobrevolé hasta llegar a un clave escondite, perfecto para el ataque hacia los nazis que allí se encontraban. Y así pasó todo, luchamos plenamente resistiendo a multitud de ataques y conseguimos la derrota por parte de los nazis, desde ese momento nosotros los Aliados contábamos con una gran ventaja respecto a los otros.

Nuestro avance desde las costas francesas de Normandía hacia París fue muy fructífero, ya que poco a poco conseguimos recuperar territorios e ir eliminando todo lo relacionado con los nazis. ¿Recuerdas madre cuando te conté en mi última carta sobre el dirigente De Gaulle? Su exilio a Gran Bretaña y demás… pues éste señor se unió a nuestras tropas, planeando en nuestro conjunto la liberación de París. Donde la Francia Libre ocupada por los nazis, sería liberada. Al igual que la Francia de Vichy, en donde nos quedamos muy sorprendidos al ver la cantidad de colaboracionistas franceses que había en esta región precisamente. Colaboracionistas que fueron juzgados a petición de la población civil, que se encargó de que sufriesen en carne propia todo tipo de aberraciones y vejaciones, una situación que me impactó mucho fue ver como a las mujeres que habían tenido algún tipo de vínculo con soldados nazis, eran rapadas y de sus cuellos sostenían letreros tremendamente vejatorios hacia su persona.

He de contarte que el avance que protagonizamos los Aliados hacia Berlín tuvo también sus inconvenientes. Inconvenientes tales como el que se dio en la conocida como Batalla de las Ardenas. Batalla que se produce cerca ya de Alemania y en donde los nazis boicotearon la situación atacándonos, como última oportunidad para ganar la guerra según ellos. Aunque nos costó, la batalla se hizo amena gracias a las dotes de fuerza y armamento con las que contábamos. Los Aliados resultamos vencedores y nos establecimos dentro del país sin problema. Nuestras tropas estaban lideradas por el dirigente estadounidense Eisenhower y por el militar George Patton, quien después de su largo periodo luchando tanto en la primera como en la segunda guerra mundial, al terminar ésta última, con la derrota hacia Alemania se mostró desconforme con la desnazificación del país y a causa de esto lo echaron de su mando en 1945. Un hombre prestigioso, sí, pero que encontró su muerte de forma inesperada en un accidente de tráfico, hace escasos meses.

Como bien sabrás querida madre, la guerra no finalizó al mismo tiempo que se produjo en Europa, en el Pacífico se prolongó unos meses más, dándose por concluida cuando EE.UU. lanzó dos bombas atómicas en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki (Japón), las cuales sentenciaron el final de una guerra absoluta y demoledora. Para ese entonces en agosto de 1945, cuando se produjo este ataque, el poder de EE.UU. había sido cedido después de la muerte de Roosevelt al nuevo presidente, llamado Harry S. Truman.

Sería él quien decidiese qué hacer con Japón y cómo éste pagaría por su intervención en la guerra de la mano del Eje. Barajó diversas opciones, culpó directamente al emperador Hirohito de haber organizado y promulgado el ataque a la base naval de Pearl Harbour, haciendo que EE.UU. se integrase en la guerra. Hirohito, como muchos, se “lavó” las manos, culpando de tal acto a las personas inferiores a él, es decir, a todas aquellas que permaneciesen por debajo de su eslabón dentro del poder. Por tanto, no recibió un severo castigo por ello, pero sí perdió su protagonismo como ser divino para todos los ciudadanos de Japón.

Me gustaría contarte las diversas conferencias que llevaron a cabo los países que lideraban el bando de los Aliados, madre. Una conferencia muy importante y precisa, fue la llamada Conferencia de Yalta; en donde los máximos representantes de los países de Gran Bretaña (Churchill), EE.UU. (Roosevelt) y URSS (Stalin), acordaron de forma ordenada cómo sería la repartición del territorio alemán en su conjunto una vez acaba la guerra. Éstas tres grandes potencias dividieron el territorio otorgándose entre sí los territorios apropiados para cada; dividida en cuatro territorios o zonas de ocupación correspondiente a cada Aliado: EE.UU., Gran Bretaña, Francia y la URSS. Es importante decir que Berlín, la capital de Alemania, a pesar de estar en zona de ocupación soviética, se encontraba dividida en cuatro zonas de ocupación correspondiente a cada país aliado. Soy un simple soldado, pero a mi parecer creo que todo esto en un futuro acarreará malos resultados.

Una cosa importante que ocurrió en esta misma conferencia, fue el establecimiento de las bases para la formación de la ONU (Organización de Naciones Unidas), sistema con el que se pretendía establecer mediante el diálogo los procesos de paz entre naciones que se encontrasen enfrentadas entre sí, básicamente esta organización pretendía crear una armonía mundial y hacer uso de ésta para resolver cualquier tipo de conflicto y evitar que se produjeran guerras de ningún tipo.

Más tarde, finalizada la guerra, cuando los Aliados resultaron vencedores, entre los meses de Julio-Agosto de 1945; se habla de otra conferencia, encabezada también por las grandes potencias aliadas de Gran Bretaña, EE.UU. y la URSS. Esta vez, su propósito en la conferencia de Potsdam, era el de llevar a cabo la administración de Alemania. Para este entonces madre, el que presidía ya en EE.UU. era Truman.

Para ese entonces, Berlín estaba ocupada principalmente por las 4 potencias aliadas: EE.UU., Gran Bretaña, URSS y Francia.

Estas cuatro, se vieron las caras en diversas ocasiones por motivo de conflictos entre ellas, sobre todo con la URSS, que reclamaba que la ciudad de Berlín fuese por completo para ella, ya que la ciudad estaba incluida en los territorios que a la URSS le pertenecía después de la división de Alemania. Las demás potencias no aceptaban ese comportamiento, defendieron su puesto siempre, reclamándole a la URSS su incumplimiento del tratado que tenían en común todas las potencias en la conferencia de Potsdam, estas irregularidades provocaron que el aeropuerto de Tempelhof, fuese utilizado como única vía de acceso a Berlín. las tropas soviéticas que lo tomaron y a pesar de la división de Berlín en cuatro zonas controladas por las potencias vencedoras estar de la guerra dio como resultado que el aeropuerto cayera en manos americanas, al la zona en la parte de Berlín controlada por éstos. El ejército estadounidense tomó el control de dicho aeropuerto el día 2 de julio de 1945. Los acuerdos de Potsdam de agosto de ese mismo año, confirmaron la titularidad norteamericana del aeropuerto. Al tomar el control este ejército, Tempelhof se convirtió en una base aérea de la USAF.

Creo que esta repartición de la ciudad de Berlín, no sé si ahora, pero puede influir a crear algún que otro problemilla… ¿no crees mamá?

Retomando lo referido con la ONU, establecida con pocos matices en aquella conferencia de Yalta, fue expuesta y estudiada en profundidad. Por tanto, el 25 de abril de 1945 se creó una Conferencia en San Francisco para instituir una nueva Organización de las Naciones Unidas que sustituyera a la Sociedad de Naciones.
Delegaciones de cincuenta países, representadas por sus ministros de asuntos exteriores y en algún caso por sus jefes de gobierno, se reunieron en un ambiente de confianza y esperanza, pese al reciente fallecimiento de Roosevelt, el inspirador de la ONU.

Han sido demasiadas las cosas que me han pasado a lo largo de estos dos años; como bien sabrás después de que la URSS tocase de lleno la ciudad de Berlín acabando por completo con la segunda guerra mundial, ésta cobró un gran protagonismo que puso en práctica y le sirvió sin duda para extender, si no por toda Europa por gran parte de ella, el comunismo (cosa que no consiguió Lenin). El comunismo se impuso de forma extensa y por ello goza de gran crédito entre los vencedores de la Segunda Guerra Mundial. Gracias a su avance, muchos partidos comunistas de países liberados aumentaron el número de afiliados en su partido. En los países liberados por la URSS (potencia que representaba esta ideología), los comunistas toman el poder ayudados por la Unión Soviética, recurren a la fuerza e instauran de este modo las democracias populares. No obstante, en otros países como Francia, Italia y Yugoslavia, el comunismo se desmarca del estalinismo soviético.

La guerra no sólo dejó rencillas entre los países centrales de Europa, también al sur, en la ciudad de Trieste en Italia, al acabar la guerra, es ocupada por Yugoslavia. Los italianos no aceptaron tal anexión por parte de los yugoslavos, aunque a pesar de todo lo sucedido se firma un tratado que se prolongó durante 10 años en donde Italia recuperaría la ciudad, pero Yugoslavia se quedaría con las comarcas que rodean a ésta. Gracias a la intervención de EE.UU., fue posible tal recuperación que los italianos deseaban, a pesar de todo mamá, nos pasamos de buenos.

Creo que durante todo este periodo de tiempo, los protagonistas de lo que ahora sucede son los grandes dirigentes de los países aliados propiamente; entre ellos Churchill, el gran Churchill, ¿recuerdas? Ese que difundió una frase muy bonita que a ti tanto gusta madre: “Nunca tantos le debieron tanto a tan pocos” ¡Cuanta razón!

Pues éste señor, Primer Ministro de Gran Bretaña, es una persona relevante para la historia del mundo, luchó y resistió de forma perseverante, también he de mencionar el discurso que hizo: “El telón de acero”.

En la Universidad de Fulton, esbozó que Europa estaba dividida por una frontera ideológica y política muy fuerte entre los estados ocupados por la URSS y los ocupados por los aliados occidentales al acabar la Segunda guerra Mundial y dejó claro que se debía por el expansionismo soviético, y por lo tanto se debería frenar tal situación (discurso que a Stalin no le agradó).

Entre sus fieles, se encontraba Clement Atlee, un soldado del ejército británico durante la Gran Guerra. En 1940 pasa a formar parte del Gobierno de concentración nacional dirigido por Churchill, haciendo importantes concesiones respecto de las políticas laboristas en aras de la unidad, asumiendo en dicho Gobierno distintos cargos, siendo vicepresidente del Gobierno desde 1942. Atlee, abandonó el Gobierno en 1945, cuando ya estaba prácticamente acabada la guerra que lo motivó, y tras su victoria en las elecciones de julio, es nombrado Primer Ministro.

Ahora que destaco a personas realmente importantes según su grado de protagonismo durante la segunda guerra mundial, me gustaría nombrarte a algunos de los militares y dirigentes nazis que han sido juzgados en las sentencias de los Juicios de Nuremberg, llevados a cabo por el fiscal Ralph Albrecht.

No solo Goering fue condenado a la pena de muerte, en dicha sentencia tuvieron el honor de acompañarle dirigentes como Gustav Keitel; comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas. Apoyó a Himmler en sus controles raciales en la URSS y firmó una orden que decía que todos los pilotos franceses capturados fueran asesinados y que no llegaran a formar parte de prisioneros de guerra. Fue el primero en declarar que Hitler estaba vivo, después del atentado en julio de 1944, perpetrado por el coronel Stauffenberg y desestabilizando así el plan de estos conspiradores. Keitel fue la persona que firmó la rendición oficial de Alemania ante nosotros los aliados.

Durante los Juicios de Nuremberg, hubo multitud de procesados; por diversas causas recibieron su condena. Muchos de los sentenciados provenían directamente de los campos de concentración, por haber participado de una forma u otra en ellos. Por cierto, te comento que a medida que íbamos atravesando Centroeuropa, nos encontramos una terrible estampa la de diversos campos de concentración. Quizás el más impresionante y que me causó una sensación fuera de lo normal, fue el campo de Auschwitz (Polonia), en donde se llevaron a cabo casi la mitad de los asesinatos de judíos por parte de los nazis, de verdad mamá jamás olvidaré aquellas enormes montañas de cadáveres humanos, que sin tener vida reflejaban en su totalidad las atrocidades que allí se habían cometido. Llegando casi a Berlín, después de pasar por Frankfurt, encontramos otro campo similar llamado Bergen Belsen, la primera tropa en descubrirlo fue la tropa británica, que dio parte de lo acontecido. Llegamos allí y de nuevo la misma estampa se repetía sin cesar, casi sin poder soportar tal situación, comenzamos a arrestar a todos aquellos que llevasen en sus uniformes la “esvástica” que los diferenciaban de los demás.

Pues como te decía madre, de campos como éstos fueron juzgados criminales como Josef Mengele, un médico y criminal nazi, especialmente conocido por sus experimentos con judíos en el campo de concentración y exterminio de Auschwitz.
Fue prisionero de guerra, cerca de Nuremberg hasta que resultó liberado. A la hora de celebrarse los juicios, éste fue absuelto al no conocerse su identidad por completo, huyendo luego a Brasil.

Como no, nombrar a Karl Eichmann; uno de los mayores dirigentes de la "Solución Final", más que nada en Polonia, se encargaba, entre otras cosas, de la deportación de los judíos a los campos de concentración. No pudo ser juzgado, ya que huyó cobardemente a Argentina, por medio de la organización ODESSA gracias a una falsa identidad.

Se conoce la existencia de Martin Bormann, fiel partidario de Hitler (también tuvo vínculo con Rudolf Hess), visto por última vez en el búnker de la Cancillería. Más adelante durante el asedio al Reichstag se organizó una fuga, de la cual Bormann iba acompañado de Stumfegger, al costado de uno de estos tanques. Fueron despedidos del tanque de llamas y fue juzgado y condenado a muerte en el Tribunal de Nuremberg.
Hablando de Rudolf Hess, te preguntarás qué habrá sido de tal personaje, ¿verdad? Pues verás, una vez comenzada la Guerra y en 1949, en plena batalla de Inglaterra, viaja en hasta Escocia, con el fin de firmar o llegar a una paz con Gran Bretaña a las espaldas de Hitler. Los ingleses lo capturan y este no logra su propósito. Lo mantienen encarcelado hasta el final de la guerra. Finalmente lo deportan a Alemania y es juzgado y condenado a cadena perpetua durante los juicios, pasará la cadena perpetua en una cárcel cerca de Berlín.

Recuerdo que en los juicios, salió nombrado un tal Albert Speer, dirigente nazi, culpado por ser autor de proyectos arquitectónicos de gran envergadura, haciendo referencia a las estructuras de los edificios destinados a campos de concentración, propios del Holocausto. En los juicios se declaró culpable y fue condenado a 20 años de prisión, aunque también barajaron la posibilidad de implantarle la pena de muerte.

Hay algo en particular que siempre me ha llamado la atención durante estos dos años madre, son las empresas Krupp, llevadas a cabo por el patriarca de la familia en ese momento (Gustav Krupp). Quien firmó contratos con la Alemania nazi para el programa emprendido por Hitler. En la Segunda Guerra Mundial mantuvo en sus empresas un gran número de esclavos de distintos países ocupados y de campos de concentración, teniendo incluso industrias cerca del campo de concentración de Auschwitz.

Me llamó mucho la atención, ahora que lo recuerdo, el ver que cuando se cumplimentó el asentamiento de la ONU en el mundo, los países que pertenecieron al Eje durante la guerra no pudiesen participar. Incluso España, que no había formado parte directa dentro de la guerra, ya que optó en un principio por la neutralidad, luego por la no beligerancia, cuando se produjo el Desembarco de Normandía, y posteriormente la neutralidad nuevamente, fuese también excluida de la organización. En España, el poder está en las firmes manos del dictador Franco, fiel seguidor de las ideas fascistas y por tanto un claro enemigo.

Por lo que sé, las relaciones que guarda éste individuo con Juan de Borbón, (hijo de Alfonso XIII), el cual durante la guerra está exiliado en Suiza. Cuando vio que Franco pasaba por un mal momento decidió regresar a España e intentar establecer nuevamente la monarquía borbónica, para tomar el trono como Rey del país. A pesar de sus continuos intentos, Franco logró resistir y sigue hoy por hoy al mando absoluto de la España actual.
Ahora que recuerdo, perdona mi despiste… pero he de decirte que al finalizar la guerra se ideó un plan; conocido como plan “Marshall”. Ideado directamente por EE.UU., con el claro objetivo de reconstruir los países europeos, también estaba destinado para contener el avance que el comunismo estaba logrando por toda Europa, después de que su prestigio subiese como la espuma al ser los grandes triunfadores de la guerra.
En fin, creo que a pesar de todo durante estos dos años he aprendido a valores muy importantes que me han enriquecido como persona, ha valido la pena seguir adelante y obtener triunfos al igual que derrotas. Con todo esto me despido mamá, esperando recibir noticias tuyas lo antes posible. Espero que todo esto concluya lo antes posible para irte a visitar, saluda a los vecinos. Tu hijo que te quiere y extraña…

Atentamente Ryan

1 comentario:

Historiaaportodas dijo...

Hola, Isa. Interesante la carta y ya te haré (les haré) la reseña de corrección en los próximos días. En relación con las crisis de la Guerra Fría, tal vez sea conveniente que añadas alguna más al mapa, en Vietnam, por ejemplo las dos pendientes, la de la invasión vietnamita de Camboya o la de la Independencia de Indochina de Francia, en 1954.

Ánimo y adelante.

ALGO PARA SABER...

  • - "No hay mejor recompensa que el triunfo tras una derrota"
  • - "Somos como canciones sonando en un disco rallado"
  • - "Soñar permite conocer el exterior sin movernos del sitio"
  • - "Tengo miedo de vivir sin volver a escuchar como suena un TE QUIERO"
  • - Estudiar no es obligación si se obtienen recompensas a cambio =)
  • - Leer libros y documentales interesantes
  • - Me encanta ir al cine en compañía de buenos amigos.
  • - Mi hobbie favorito: DORMIR
  • - Mis libros preferidos hasta ahora son "Donde esté mi Corazón" y "Diario de Ana Frank"
  • - Salir de fiesta
  • - ¿Adolescencia?: Dudas flotando, pensando qué vale la pena.